En Mode Convoy

Il y a de nombreuses façons de découvrir un pays. Il y en a qui aiment simplement rester au même endroit sans avoir à se déplacer et se reposer. Cependant, il y a aussi ceux pour qui les trajets font partie intégrante de leur voyage.

Maintenant, lorsque vous voyagez seul ou accompagné, mais dans un seul véhicule, il y a des avantages et des inconvénients. C’est une façon de découvrir le pays à son propre rythme, en prenant le temps nécessaire ou en avançant rapidement si nécessaire, mais nous n’oserons probablement pas sortir des routes principales parce que nous ne savons pas à quoi nous attendre et si nous sommes prêts pour ce type d’aventure.

Une troisième façon de parcourir le Costa Rica et d’autres destinations est en groupe, en partageant un itinéraire, mais où chacun voyage dans son propre véhicule, profitant de sa propre «bulle» et avec la confiance d’avancer en «caravane».

Pour les amateurs de conduite en 4×4 et ceux d’entre nous qui apprécient chaque kilomètre parcouru, la caravane nous permet de profiter de ce que nous aimons le plus, mais en avançant ensemble, en communiquant par radio, nous pouvons réaliser le voyage avec des amis, de la famille et même des inconnus, mais en appréciant ce que nous voyons ou ressentons en chemin. Nous n’avons pas besoin d’attendre d’arriver pour partager notre expérience.

La caravane guidée nous permet d’accéder à des endroits que nous n’aurions pas découverts autrement. Avec un guide local, l’expérience devient encore plus authentique, où les petits villages et les zones rurales rendent le voyage plus local, plus proche de la population, et cela se traduit par une expérience de vie plutôt que par un simple tourisme.

Oserons-nous aller plus loin, sortir de l’ordinaire et nous aventurer de plus en plus dans l’inconnu ? C’est certainement l’idée.

En modo « Caravana »

Hay muchas maneras de descubrir un país. Habrá a quien le guste simplemente una estadía en un mismo lugar sin tener que preocuparse por desplazarse y solamente descansar. Sin embargo, también hay quienes hacen de los recorridos parte importante de su viaje.

Ahora bien, cuando uno viaje solo, o acompañado, pero en un solo vehículo tiene sus ventajas y desventajas, es una manera de descubrir el país a un ritmo propio, tomándose el tiempo necesario o bien avanzando rápidamente si esto lo requiere, pero muy probablemente no nos atrevamos a salir de las rutas principales porque no sabemos con lo que nos podamos encontrar y no sabemos si estamos preparados para ese tipo de aventura.

Una tercera manera de recorrer Costa Rica y otros destinos es en un grupo, compartiendo un itinerario, pero donde cada quien viaja en su propio vehículo, disfrutando de su propia “burbuja” y con la confianza de avanzar en “caravana”.

Para los entusiastas de la conducción en 4X4 y quienes disfrutamos de cada km recorrido, la caravana nos permite disfrutar de lo que mas nos gusta, pero avanzando juntos, comunicándonos por radio podemos realizar el viaje con amigos, familia y hasta con desconocidos, pero disfrutando de lo que vamos viendo o lo que vamos sintiendo en el camino. No tenemos que esperar hasta llegar para ir comentando nuestra experiencia.

La Caravana guiada, nos permite acceder a lugares que de otra manera no hubiéramos descubierto. Junto con un guía local, la experiencia se vuelve todavía mas autentica, donde los pequeños pueblos y zonas rurales hacen que el viaje se sienta mas local, mas cerca de la población y esto se resume en una experiencia de vida más que solo turismo.

Nos atreveremos a llegar mas lejos, salir de lo tradicional y aventurarnos cada vez mas hacia lo incierto? Pues esta es sin duda la idea.

En modo « Caravana »

Hay muchas maneras de descubrir un país. Habrá a quien le guste simplemente una estadía en un mismo lugar sin tener que preocuparse por desplazarse y solamente descansar. Sin embargo, también hay quienes hacen de los recorridos parte importante de su viaje.

Ahora bien, cuando uno viaje solo, o acompañado, pero en un solo vehículo tiene sus ventajas y desventajas, es una manera de descubrir el país a un ritmo propio, tomándose el tiempo necesario o bien avanzando rápidamente si esto lo requiere, pero muy probablemente no nos atrevamos a salir de las rutas principales porque no sabemos con lo que nos podamos encontrar y no sabemos si estamos preparados para ese tipo de aventura.

Una tercera manera de recorrer Costa Rica y otros destinos es en un grupo, compartiendo un itinerario, pero donde cada quien viaja en su propio vehículo, disfrutando de su propia “burbuja” y con la confianza de avanzar en “caravana”.

Para los entusiastas de la conducción en 4X4 y quienes disfrutamos de cada km recorrido, la caravana nos permite disfrutar de lo que mas nos gusta, pero avanzando juntos, comunicándonos por radio podemos realizar el viaje con amigos, familia y hasta con desconocidos, pero disfrutando de lo que vamos viendo o lo que vamos sintiendo en el camino. No tenemos que esperar hasta llegar para ir comentando nuestra experiencia.

La Caravana guiada, nos permite acceder a lugares que de otra manera no hubiéramos descubierto. Junto con un guía local, la experiencia se vuelve todavía mas autentica, donde los pequeños pueblos y zonas rurales hacen que el viaje se sienta mas local, mas cerca de la población y esto se resume en una experiencia de vida más que solo turismo.

Nos atreveremos a llegar mas lejos, salir de lo tradicional y aventurarnos cada vez mas hacia lo incierto? Pues esta es sin duda la idea.

Nicaragua 4×4 Expérience

Bien qu’il soit vrai que beaucoup de Costaricains soient très fiers des beautés de notre pays, cela ne signifie pas que nous ne voulons pas partir à la découverte de ce que le monde a à nous offrir.

Il y a quelques jours, nous sommes partis à la découverte du Nicaragua. Je pense que la plupart des Costaricains considèrent le Nicaragua comme un pays frère, mais nous ne savons pas quelles merveilles se cachent une fois que nous franchissons ses frontières.

Lors de notre voyage, nous avons commencé par franchir la frontière du côté de Los Chiles. Du côté nicaraguayen, ce poste frontalier est appelé «San Pancho». Notre première impression est un mélange de sentiments, de formalités obligatoires et, dans une certaine mesure, un peu fastidieuses, mais bon, c’est quelque chose de normal aux passages frontaliers.

Peu à peu, nous nous sommes enfoncés dans ce beau pays. Complètement impressionnés par le volcan Cerro Negro, l’une des expériences de l’overlanding les plus sauvages que nous ayons vécues jusqu’à présent, non seulement en campant au pied d’un volcan actif, mais aussi en combinant tous les facteurs favorables pour ceux d’entre nous qui apprécient les trajets en 4×4 et l’overlanding.

Les villes coloniales ne se sont pas fait attendre, León et Granada, deux villes chargées d’histoire. Leurs rues ont été témoins d’événements qui ont marqué l’histoire du Nicaragua et du peuple d’Amérique centrale.

Les chemins nous ont guidés vers l’un des sites les plus emblématiques du Nicaragua, l’île d’Ometepe et ses merveilleux volcans Concepción et Maderas. Deux volcans coniques qui attirent les touristes les plus aventureux du monde entier. L’île offre une ambiance relaxante, le temps s’écoule sans grands bonds ni creux, simplement parfait pour le voyageur en quête de quelque chose de différent et pour se sentir proche de la nature.

Après 8 jours, il est temps de rentrer, mais pas avant de parcourir les plages de San Juan del Sur et El Ostional, magnifiques mais très différentes l’une de l’autre.

Ayant parcouru plus de 2000 km, nous nous retrouvons à quelques pas de la frontière costaricienne, cette fois du côté de Peñas Blancas, l’esprit plein de souvenirs et l’attente de revenir bientôt pour continuer à découvrir les beautés que le Nicaragua a à offrir.

Nicaragua 4×4 Experience

Si bien es cierto, muchos de los costarricenses nos sentimos muy orgullosos de las bellezas de nuestro país, pero es no quiere decir que no estemos deseando salir a descubrir lo que el mundo tiene por ofrecernos.

Hace unos días salimos a descubrir Nicaragua. Creo que la mayoría de los costarricenses vemos a Nicaragua como un país hermano, pero no sabemos las maravillas que se esconden una vez que entramos a sus fronteras.

En Nuestro recorrido, comenzamos realizando el cruce de fronteras por la zona de Los Chiles. Del lado Nicaragua se le llaman a este puesto fronterizo “San Pancho”. Nuestra primera impresión es una mezcla de sentimientos, de tramites obligatorios y hasta cierto punto un tanto tediosos, pero bueno, esto es algo normal de los pasos fronterizos. 

Poco a poco nos fuimos adentrando en este hermoso país. Completamente impresionados con el volcán Cerro Negro, una de las experiencias de Overlanding mas salvajes que hemos vivido hasta el dia de hoy, no solamente por acampar al pie de un Volcán Activo, sino la mezcla de todos los factores favorables para quienes disfrutamos de los recorridos en 4×4 y del Overlanding.

Los pueblos coloniales no se dejaron esperar, León y Granada, dos cuidades con muchísima historia que contar. Sus calles han sido testigos de hechos que han marcado la historia de Nicaragua y del pueblo centroamericano.

Los caminos nos fueron guiando hasta uno de los sitios más emblemáticos de Nicaragua, la Isla de Ometepe y sus maravillosos volcanes Concepción y Maderas. Dos volcanes de formas cónicas, que atraen los turistas mas aventureros de todas partes del mundo. En la isla se vive un ambiente relajante, el tiempo transcurre sin muchos saltos ni bajos, simplemente perfecto para el viajero que busca salir de lo cotidiano y sentirse cerca de la naturaleza.

Después de 8 días ya va siendo hora de volver, pero no sin antes recorrer las playas de San Juan del Sur y El Ostional, hermosos pero muy diferentes entre si.

Habiendo recorrido más de 2000km de recorrido, nos volvemos a encontrar a solo unos pasos de la frontera Costarricense, esta vez del lado de Peñas Blancas con la mente llena de recuerdos y con la expectativa de volver prontamente a seguir descubriendo las bellezas que Nicaragua tiene por ofrecer.

Nicaragua 4×4 Experience

Si bien es cierto, muchos de los costarricenses nos sentimos muy orgullosos de las bellezas de nuestro país, pero es no quiere decir que no estemos deseando salir a descubrir lo que el mundo tiene por ofrecernos.

Hace unos días salimos a descubrir Nicaragua. Creo que la mayoría de los costarricenses vemos a Nicaragua como un país hermano, pero no sabemos las maravillas que se esconden una vez que entramos a sus fronteras.

En Nuestro recorrido, comenzamos realizando el cruce de fronteras por la zona de Los Chiles. Del lado Nicaragua se le llaman a este puesto fronterizo “San Pancho”. Nuestra primera impresión es una mezcla de sentimientos, de tramites obligatorios y hasta cierto punto un tanto tediosos, pero bueno, esto es algo normal de los pasos fronterizos. 

Poco a poco nos fuimos adentrando en este hermoso país. Completamente impresionados con el volcán Cerro Negro, una de las experiencias de Overlanding mas salvajes que hemos vivido hasta el dia de hoy, no solamente por acampar al pie de un Volcán Activo, sino la mezcla de todos los factores favorables para quienes disfrutamos de los recorridos en 4×4 y del Overlanding.

Los pueblos coloniales no se dejaron esperar, León y Granada, dos cuidades con muchísima historia que contar. Sus calles han sido testigos de hechos que han marcado la historia de Nicaragua y del pueblo centroamericano.

Los caminos nos fueron guiando hasta uno de los sitios más emblemáticos de Nicaragua, la Isla de Ometepe y sus maravillosos volcanes Concepción y Maderas. Dos volcanes de formas cónicas, que atraen los turistas mas aventureros de todas partes del mundo. En la isla se vive un ambiente relajante, el tiempo transcurre sin muchos saltos ni bajos, simplemente perfecto para el viajero que busca salir de lo cotidiano y sentirse cerca de la naturaleza.

Después de 8 días ya va siendo hora de volver, pero no sin antes recorrer las playas de San Juan del Sur y El Ostional, hermosos pero muy diferentes entre si.

Habiendo recorrido más de 2000km de recorrido, nos volvemos a encontrar a solo unos pasos de la frontera Costarricense, esta vez del lado de Peñas Blancas con la mente llena de recuerdos y con la expectativa de volver prontamente a seguir descubriendo las bellezas que Nicaragua tiene por ofrecer.